Mejores ejercicios de espalda con polea

Como su nombre indica, los ejercicios de espalda con polea son actividades que realizas utilizando una máquina de cable para fortalecer y desarrollar la espalda.

En lugar de realizar actividades con el peso corporal o utilizar pesos libres para la resistencia, obtienes el estímulo muscular necesario utilizando un sistema de cable normalmente unido a una pila de pesas.

Como la espalda incluye numerosos músculos grandes y pequeños, lo mejor es hacer varios movimientos y atacar la zona desde distintos ángulos.

Entre las ventajas notables de hacer ejercicios con polea se incluyen las siguientes:

  • Por lo general, son más adecuados para principiantes y más fáciles de dominar que las actividades con peso libre y peso corporal
  • Puedes ajustar la resistencia a tus necesidades utilizando más o menos peso de la pila
  • Hay un montón de ejercicios eficaces que puedes realizar para enfatizar zonas específicas de la espalda, utilizando cargas más pesadas y más ligeras
  • Los cables proporcionan una tensión constante, que puede mejorar la activación muscular, lo que a la larga se traduce en un mejor crecimiento.

Los ejercicios de espalda con poleas son fantásticos para todo el que quiera mejorar la activación muscular, desarrollar la espalda y aumentar la fuerza. Puedes basar todo tu programa de entrenamiento en los ejercicios con poleas o utilizarlos como complemento de un programa de espalda ya existente.

Tipos de ejercicios de espalda con poleas

1. Remo con polea sentado

El remo con polea sentado es uno de los mejores ejercicios de espalda con polea que puedes incluir en tu entrenamiento.

El ejercicio es relativamente fácil de dominar y proporciona numerosos beneficios a los entrenados. Sobre todo, ofrece una sobrecarga decente y tiene una buena amplitud de movimiento, lo que te permite entrenar la espalda y los bíceps con eficacia (1).

Cómo hacerlo:

  1. Selecciona la carga adecuada y coloca la almohadilla para los muslos a una altura en la que tus piernas queden bien ajustadas.
  2. Coge la barra recta con un agarre por encima de la mano (con las palmas hacia delante). Tus manos deben estar separadas a la altura de los hombros o ligeramente más separadas. Experimenta para ver qué funciona mejor.
  3. Con los brazos extendidos por encima de la cabeza, siéntate y fija las piernas debajo de la almohadilla para los muslos.
  4. Retrae los omóplatos e inclina el torso ligeramente hacia atrás.
  5. Respira hondo, contrae los abdominales y tira de la barra hacia la parte superior del pecho, apretando los músculos de la parte superior de la espalda. Mantén los codos alineados con el torso.
  6. Extiende lentamente los brazos al exhalar.

Consejo profesional:

Un error común que cometen los practicantes durante un pulldown de dorsales es utilizar demasiado peso, lo que les hace acortar la amplitud de movimiento y mover demasiado la parte superior del cuerpo hacia delante y hacia atrás.

Al hacerlo, los músculos de la parte superior de la espalda pierden tensión y resulta más difícil trabajar los dorsales. Evita este error comenzando con menos peso, entrenando con una amplitud de movimiento completa y centrándote en la activación muscular adecuada.

Experimenta con diferentes opciones de agarre para ver qué funciona mejor. Por ejemplo, puedes hacer el ejercicio de dominadas con agarre cerrado o utilizar un agarre neutro (con las manos una frente a la otra) si tu gimnasio dispone del accesorio de cable necesario.

3. Remo con polea en posición baja

Los ejercicios de remo con polea en apoyo dividido no son tan populares como otros ejercicios de espalda, pero pueden ser una fantástica adición a los ejercicios de espalda con poleas.

Una fantástica ventaja del remo con polea bajo es que entrena un lado a la vez, lo que conduce a un desarrollo más equilibrado de la espalda y posiblemente a una mejor simetría.

Cómo hacerlo:

  1. Selecciona la carga adecuada en la máquina de cable, coloca la polea en la posición más baja y coloca un asa.
  2. Agarra el asa, da un par de pasos hacia atrás para levantar el peso de su pila, y escalona tu postura para tener más apoyo.
  3. Coloca la mano libre en la cadera, retrae los omóplatos y respira hondo.
  4. Tira de la empuñadura con un movimiento fluido, acercando el codo al torso. Aprieta el latón y mantén la posición un momento.
  5. Extiende lentamente el brazo al exhalar. Mantén el omóplato retraído.
  6. Vuelve a respirar y repite.
  7. Una vez terminado, agarra el asa con la otra mano y haz el mismo número de repeticiones.

Consejos profesionales:

  1. A pesar de utilizar menos peso, el remo con polea a un brazo es un reto y requiere una excelente estabilidad. El movimiento proporciona un estímulo indirecto decente para el entrenamiento del tronco, por lo que debes bracear toda la parte superior del cuerpo al inicio de cada serie.
  2. El remo de pie con torsión con polea puede ser útil si te cuesta activar los dorsales. Una diferencia es que dejas que el hombro se retraiga al extender el brazo y giras el torso en la dirección de cada tirón.Por ejemplo, cuando remas con el lado derecho, deja que el hombro se retraiga al extender el brazo y, a continuación, gira hacia la derecha al tirar.

4. Face Pull

Los Face Pull son un ejercicio fantástico para la parte superior de la espalda. A diferencia de la mayoría de los ejercicios de remo, en los que tiras del peso hacia el pecho o el estómago, aquí el objetivo es flexionar los codos y tirar del accesorio de cuerda o banda de resistencia hacia la cara.

Al hacerlo, se enfatizan los deltoides traseros y se fortalecen los músculos rotadores.

jalón facial femeninotirón de cara de mujer

Cómo hacerlo:

  1. Selecciona el peso adecuado, coloca la polea en la posición más alta y ata una cuerda.
  2. Agarra ambos lados de la cuerda con un agarre neutro (con las palmas de las manos enfrentadas).
  3. Adopta la posición inicial dando un par de pasos hacia atrás, extendiendo completamente los brazos por delante del cuerpo y retrayendo los omóplatos. Coloca los pies separados a la anchura de los hombros o escalona la postura si eso te ayuda a mantenerte en posición.
  4. Respira hondo, contrae el torso y tira de la cuerda hacia la cara.
  5. Abre los codos hacia los lados y extiende la cuerda, llevando las manos a los lados de la cabeza.
  6. Haz una breve pausa y extiende lentamente los brazos al exhalar.

Consejo profesional:

Puedes mejorar la activación de los deltoides posteriores y los trapecios introduciendo una ligera elevación de los hombros en la parte superior de cada repetición. Tira de la cuerda hacia la cara, extiéndela y eleva los brazos unos centímetros antes de prepararte para la siguiente repetición.

5. Remo con polea a un brazo

El remo con un solo brazo es uno de los mejores estiramientos con polea para el crecimiento de la espalda (1). Al igual que en el remo con polea bajo en posición vertical, el entrenamiento de un lado a la vez da lugar a un desarrollo más uniforme y a un menor riesgo de desequilibrios musculares de lado a lado.

Además, entrenar un lado a la vez permite una amplitud de movimiento ligeramente mayor gracias a la posibilidad de girar el torso varios grados. Este pequeño cambio en la técnica puede mejorar la activación muscular y el desarrollo de los oblicuos (los músculos a ambos lados de los abdominales)

Cómo hacerlo:

  1. Coloca la polea del cable a la altura del pecho, sujeta un asa y selecciona la carga adecuada.
  2. Agarra el asa y da un par de pasos hacia atrás para levantar la pesa de su pila.
  3. Adopta la posición inicial separando los pies a la altura de los hombros, flexionando ligeramente las rodillas, contrayendo los abdominales y apoyando la parte superior de la espalda.
  4. Respira hondo y tira de la empuñadura hacia el torso. El codo debe terminar en el costado.
  5. Contrae brevemente la parte superior de la espalda y extiende lentamente el brazo al exhalar.
  6. Inhala de nuevo y repite.
  7. Una vez terminado, agarra el asa con la otra mano y haz el mismo número de repeticiones.

Consejo profesional:

Limita el grado de flexión del codo acercando la empuñadura a la parte inferior de tu estómago/cadera. Si lo haces, limitarás la flexión del brazo, lo que provocará una menor activación del bíceps.

Lo ideal sería que sintieras un profundo ardor en los dorsales al final de cada serie, con una fatiga mínima en la parte superior de los brazos.

6. Tirones con polea

Los estiramientos con polea no se encuentran entre los ejercicios tradicionales para la espalda en una máquina de cable.

A diferencia de los ejercicios de tracción que trabajan principalmente los dorsales, los romboides y otros músculos de la parte superior de la espalda, los ejercicios de tracción son más parecidos a un peso muerto. La actividad entrena numerosas zonas, incluida toda la cadena posterior: gemelos, isquiotibiales, glúteos y espalda.

Cómo:

  1. Selecciona la carga adecuada, coloca la polea en la posición más baja y ata una cuerda.
  2. Ponte de espaldas a la polea del cable y ten la cuerda entre los pies.
  3. Agáchate, coge la cuerda con ambas manos y da un par de pasos hacia delante para levantar el peso de su pila. Ten las rodillas ligeramente flexionadas y los pies separados algo más de la anchura de los hombros.
  4. Con las manos juntas y la cuerda entre las piernas, inclina el torso hacia delante doblando las caderas.
  5. Baja el torso hasta que esté casi paralelo al suelo, y mantén la columna vertebral en una posición sana y neutra. Deberías sentir la tensión en los músculos de la cadena posterior.
  6. Haz una breve pausa y lleva las caderas hacia delante, apretando los glúteos en la parte superior. Espira.

Consejo profesional:

Los pull-throughs hacen más hincapié en la parte inferior del cuerpo que en la superior de la espalda, pero siguen siendo fantásticos para desarrollar los erectores espinales, los dorsales, los romboides y los trapecios.

Inclinar menos el torso limita la participación de los isquiotibiales y te permite mantener más tensión en la espalda.

7. Remo con polea apoyado en el pecho

El remo apoyado en el pecho es uno de los ejercicios menos comunes de los lat. con polea. La gente no suele hacer el movimiento porque no sabe que existe, y la preparación es algo más compleja.

De todos modos, al igual que en el remo con apoyo en el pecho con peso libre, el apoyo adicional del torso puede mejorar la activación muscular y reducir el riesgo de utilizar el impulso.

Cómo hacerlo:

  1. Coloca un banco de gimnasia ajustable a un par de metros de la polea del cable. El banco de gimnasia debe estar de espaldas a la máquina de cable.
  2. Coloca el banco con una inclinación de 60 a 70 grados (casi vertical).
  3. Selecciona la carga adecuada, coloca la polea en la posición más baja y sujeta un par de asas largas en forma de D. Alternativamente, utiliza un accesorio de cuerda larga.
  4. Coge las asas en D, camina hacia el banco y colócate contra el respaldo casi vertical. Puedes apoyar las rodillas en el asiento o clavar los dedos de los pies en el suelo, lo que te resulte más cómodo. Tu pecho debe estar contra la parte superior del banco o ligeramente más alto.
  5. Retrae los omóplatos, respira hondo y contrae el abdomen.
  6. Tira hacia la mitad del estómago, separando las asas y llevando los codos a los lados.
  7. Aprieta brevemente y extiende lentamente los brazos sin dejar que los omóplatos se retraigan. Espira.

Consejo profesional:

Los remos apoyados en el pecho son un ejercicio de máquina de cable ideal para realizar series de altas repeticiones. Hacer más de 15 repeticiones lentas y controladas es una forma fantástica de entrenar los músculos de la espalda y producir altos niveles de estrés metabólico, un factor esencial para desarrollar músculo (3).

8. Flexiones de brazos rectos (con polea)

La extensión de brazos rectos es una fantástica adición a los ejercicios de espalda con poleas.

A diferencia de la mayoría de los ejercicios de nuestra lista, el objetivo aquí es mantener los brazos rectos durante cada serie. La falta de flexión y extensión del codo significa que casi no hay activación del bíceps, lo que te permite trabajar mejor los músculos de la espalda.

Cómo hacerlo:

  1. Selecciona la carga adecuada, coloca la polea del cable en la posición más alta y sujeta una cuerda, una barra recta o un par de asas, lo que prefieras.
  2. Agarra el enganche del cable con ambas manos y gira las manos hacia fuera, con las palmas hacia delante.
  3. Da un par de pasos hacia atrás para soltar la pesa de su pila.
  4. Coloca los pies separados a la anchura de los hombros, dobla ligeramente las rodillas e inclina el torso hacia delante.
  5. Mantén los codos ligeramente flexionados, respira hondo y tensa el abdomen.
  6. Tira del cable hasta las caderas/la parte superior de los muslos con un movimiento fluido, sin doblar los codos ni cambiar el ángulo del torso.
  7. Contrae los dorsales y suelta lentamente el cable hasta la posición inicial mientras exhalas.

Consejo profesional:

Experimenta con el ángulo exacto del torso para ver qué te resulta mejor para la activación de los dorsales. Inclinarte más hacia delante te permitirá estirar más los dorsales, pero asegúrate de mantener una columna vertebral neutra en cada serie para evitar dolores.

9. Encogimiento de hombros (con polea)

El encogimiento de hombros con polea puede ser otra gran adición a los ejercicios con polea para el crecimiento de la espalda. Los encogimientos de hombros entrenan la espalda mediante la elevación de los hombros, centrándose principalmente en el trapecio, un gran músculo que constituye un gran porcentaje de la parte superior de la espalda (4).

Cómo hacerlo:

  1. Coloca la polea en la posición más baja, fija una barra recta y selecciona la carga adecuada.
  2. Agáchate, coge la barra con un agarre por encima de la mano (con las palmas hacia atrás) y mantente erguido.
  3. Da un paso atrás si es necesario para levantar la pesa de su pila.
  4. Con los brazos estirados y a los lados, retrae los omóplatos, respira hondo y contrae los abdominales.
  5. Encoge lentamente los hombros con un movimiento fluido. Imagina que intentas tocarte las orejas con los músculos deltoides. Hacerlo puede ayudarte a entrenar con una mayor amplitud de movimiento y a implicar mejor al músculo trapecio.
  6. Haz una pausa en la parte superior por un momento y baja lentamente los omóplatos mientras exhalas.

Consejo profesional:

Puedes realizar la versión de un solo brazo si no hay suficiente peso en la máquina de cable. Sólo tienes que colocar un asa y sujetarla con una mano.

Además de proporcionar un estímulo muscular adecuado, hacerlo puede mejorar la activación muscular y promover un desarrollo más equilibrado (4).

10. Fly inverso con polea

La mosca invertida con polea no es un ejercicio tradicional para la espalda. El movimiento no entrena los dorsales ni los romboides, sino que se dirige y aísla principalmente los deltoides posteriores (5).

Aun así, incluir el ejercicio como parte de los entrenamientos de la parte superior de la espalda es una forma estupenda de atacar la zona más a fondo y promover la salud de los hombros.

Cómo hacerlo:

  1. Coloca las poleas de una máquina de doble cable en la posición más alta y selecciona la carga adecuada en ambas.
  2. Colócate en el centro de la máquina con los costados orientados hacia las dos poleas.
  3. Camina hacia tu derecha y agarra la polea con la mano izquierda.
  4. Camina hacia la izquierda y agarra la polea con la mano derecha.
  5. Vuelve al centro de la máquina de cable con los brazos ligeramente flexionados y delante del cuerpo. Tus manos deben estar juntas con las palmas neutras o mirando hacia abajo.
  6. Adopta una postura cómoda, retrae los hombros, respira hondo y contrae los abdominales.
  7. Tira de ambos cables hacia atrás y hacia abajo, cruzándolos para formar la letra X. Mantén una ligera flexión en los codos. Los brazos deben estar a los lados.
  8. Contrae los músculos de la parte superior de la espalda y junta lentamente los brazos al exhalar.

Consejo profesional:

Los deltoides posteriores son pequeños y no pueden producir tanta fuerza. Utilizar demasiado peso haría que los músculos secundarios tomaran el control, convirtiendo el ejercicio en un levantamiento de ego.

Utiliza el menor peso posible y haz hasta 15-20 repeticiones lentas y controladas en cada serie.

Cómo realizar ejercicios de espalda con polea

1. Técnica adecuada

El primer requisito de los ejercicios en máquina para el crecimiento de la espalda es la forma adecuada. Incluso los mejores ejercicios no se dirigirán al grupo muscular correcto si te centras únicamente en mover el peso del punto A al B.

Ve más despacio, concéntrate en el conexión mente-músculoy utiliza siempre un peso que puedas controlar.

2. Consejos de seguridad

Aquí tienes algunos consejos para que los ejercicios de espalda con polea sean más seguros:

  • Calienta siempre bien antes de entrenar: cardio ligero (hasta 5 minutos), estiramientos dinámicos (círculos de brazos, balanceos de piernas, etc.) y series de calentamiento (aumentando gradualmente la resistencia hasta llegar a tu peso de trabajo) (6)
  • Entrena con la forma adecuada: haz las repeticiones lentamente, evita los movimientos bruscos, concéntrate en sentir los músculos correctos y vigila los dolores que puedan aparecer durante o después del entrenamiento
  • Entrena con la carga correcta: empieza con cargas más ligeras que puedas manejar cómodamente y aumenta gradualmente la resistencia hasta que llegues a un punto en el que puedas hacer al menos de 10 a 12 repeticiones suaves y controladas en la mayoría de los ejercicios

3. Aumentar la resistencia

Sobrecarga progresiva significa someterte gradualmente a entrenamientos más exigentes para seguir progresando. Hacer el mismo entrenamiento repetidamente puede dar algunos resultados, pero dejará de ser eficaz al cabo de unas semanas.

Una forma sencilla de aplicar la sobrecarga es utilizar más peso. Por ejemplo, si ahora utilizas 100 libras en las dominadas, lo ideal sería que utilizaras 110, 120 o incluso 130 libras meses después.

Por supuesto, usar más peso no significa nada si tu técnica se rompe o si haces muchas menos repeticiones en cada serie. En el mejor de los casos, tu forma seguirá siendo la misma y podrás hacer aproximadamente el mismo número de repeticiones a medida que añadas gradualmente más peso.

4. Dirigido a músculos específicos

El entrenamiento de la espalda es complejo porque hay numerosos músculos primarios y secundarios a los que dirigirse.

Una de las mejores formas de garantizar un desarrollo más uniforme es incluir una variedad de ejercicios de espalda que se dirijan a la zona desde distintos ángulos. Por ejemplo, puedes combinar las dominadas con el remo sentado con polea, el encogimiento de hombros con polea y las dominadas con brazo recto.

3 ejercicios de espalda con máquina de cable (principiante, intermedio y avanzado)

Entrenamiento de espalda con máquina de cable para principiantes

Tipo Ejercicio Conjuntos Repeticiones Periodo de descanso
Establece Descenso de piernas (cable) 3 10-12 1,5-2 minutos
Establece Remo con polea sentado 3 12-15 1,5-2 minutos
Establece Flexiones de brazos rectos (cable) 3 12-15 1,5-2 minutos
Establece Tira de la cara 2 15-20 1-1,5 minutos

El anterior es un entrenamiento de espalda sencillo para principiantes, para ganar masa muscular y fuerza. No incluye muchos ejercicios ni series, simplemente porque los principiantes no necesitan tanto estímulo para progresar.

Cada uno de estos ejercicios entrena los músculos primarios y secundarios de la espalda de forma única, lo que conduce a un desarrollo equilibrado.

Por ejemplo, las dominadas son un ejercicio de tracción vertical, mientras que las filas de cable sentado son horizontales. Por tanto, ambos hacen hincapié en músculos diferentes de la parte superior de la espalda.

Los estiramientos faciales no son un ejercicio tradicional para la espalda, porque hacen hincapié en los deltoides posteriores y fortalecen los músculos rotadores. Aun así, recomendamos incluir este movimiento en tus ejercicios de espalda porque favorece la estabilidad y la salud de los hombros.

Los buenos ejercicios de espalda para mujeres no deberían ser muy diferentes. De hecho, las máquinas de cable son menos intimidatorias que los movimientos con peso libre, lo que facilita que las mujeres se inicien en el entrenamiento en el gimnasio sin sentirse abrumadas.

Artículo relacionado: Entrenamiento de la parte superior del cuerpo para principiantes y 12 ejercicios esenciales

Entrenamiento intermedio de espalda con polea

Tipo Ejercicio Conjuntos Repeticiones Periodo de descanso
Establece Descenso de piernas (cable) 3 10-12 1,5-2 minutos
Establece Remo con polea de un brazo 3 12-15 1,5-2 minutos
Establece Remo con polea apoyado en el pecho 3 12-15 1-2 minutos
Establece Encogimientos de hombros (Cable) 3 12-15 1-2 minutos
Establece Tira de la cara 3 15-20 1-1,5 minutos

Como puedes ver, un entrenamiento de espalda de nivel intermedio no es muy diferente de uno diseñado para un principiante. Se aplican las mismas reglas, y el objetivo sigue siendo trabajar los músculos de la espalda desde varios ángulos, para conseguir un desarrollo más equilibrado.

La diferencia más notable es que hay algo más de ejercicios. En particular, el entrenamiento incluye encogimientos de hombros, que entrenan principalmente el trapecio, un músculo que constituye un gran porcentaje de la parte superior de la espalda.

Aparte de eso, la selección de ejercicios no es tan diferente, simplemente porque las mismas actividades pueden promover el crecimiento, siempre que los entrenados se centren en la forma adecuada, entrenen a través de un rango completo de movimiento, apliquen una sobrecarga progresiva y tengan mucho tiempo de recuperación.

Otra diferencia es que el entrenamiento intermedio de espalda incluye algunas series adicionales. Esto es necesario a medida que avanzas. Las investigaciones sugieren que el volumen de entrenamiento está estrechamente correlacionado con la progresión, lo que significa que debes hacer cada vez más trabajo para seguir avanzando (7).

Por supuesto, el volumen de entrenamiento es muy individual, y más no siempre significa mejor. Esfuérzate por hacer menos volumen mientras progresas, y sólo añade series extra si te estás recuperando bien sin ver mejoras.

Echa un vistazo a Hevy si buscas una aplicación sencilla para organizar tus entrenamientos, registrar cada sesión y seguir tu progreso semana a semana.

Entrenamiento avanzado de espalda con polea

Tipo Ejercicio Conjuntos Repeticiones Periodo de descanso
Establece Descenso de piernas (cable) 4-5 10-15 1,5-2 minutos
Establece Remo con polea a baja altura 4-5 10-15 1,5-2 minutos
Superserie Tirón con polea 4 10-12 1,5-2 minutos
Encogimiento de hombros (Cable) 4 10-12
Superset Flexiones de brazos rectos (cable) 4 15-20 1-1,5 minutos
Tira de la cara 4 15-20
Finalizador Remo con polea sentado 3 15 Sin descanso

A diferencia de los dos entrenamientos anteriores, esta rutina avanzada es bastante diferente, y hay más información que desgranar.

Lo más notable es que aquí hay mucho más volumen de entrenamiento. Tenemos siete ejercicios y más series. Trabajar más resulta necesario para los alumnos más avanzados, sobre todo si se estancan y les cuesta ver algún progreso durante semanas.

Además, tenemos dos superconjuntos y un finalizador. Las superseries no son en absoluto únicas, y cualquiera puede aprovecharlas en su entrenamiento para aumentar el ritmo y completar más trabajo en menos tiempo.

El objetivo durante las superseries es realizar los dos ejercicios seguidos sin descanso. Por ejemplo, harías una serie de dominadas con polea, pasarías inmediatamente a encogimientos de hombros con polea y luego haz una pausa antes de repetir.

Un finalizador es una táctica de entrenamiento que aprovechas al final de una sesión. Es una táctica de entrenamiento avanzada diseñada para causar una perturbación aún mayor y conducir potencialmente a un progreso ligeramente mayor.

En nuestro ejemplo, el final es una serie de triple caída, en la que haces una serie, reduces la carga entre un 10 y un 30 por ciento, haces otra serie, vuelves a bajar el peso y completas una tercera serie antes de dar por finalizada la sesión.

Artículo relacionado: Ejercicios de espalda con barra para una espalda fuerte y musculada

Conclusión

Los ejercicios en máquinas de cable son fáciles de realizar para principiantes y magníficos para entrenar la espalda de múltiples formas, provocando un desarrollo más equilibrado.

El potencial de sobrecarga es excelente, y hay innumerables ejercicios eficaces para la espalda que puedes incluir en tus entrenamientos.

Como puedes ver, también hay muchas formas de combinar ejercicios en función de tu nivel de experiencia. Independientemente de dónde te encuentres, hay una forma de preparar ejercicios de espalda con polea sencillos, desafiantes y eficaces.

Por supuesto, eso no significa que sólo tengas que confiar en las máquinas de cable. Al igual que otros métodos de entrenamiento, los ejercicios con poleas son una herramienta que puede mejorar tus sesiones.

Por ejemplo, puedes combinar ejercicios de peso libre (por ejemplo, remo inclinado) con actividades de peso corporal (por ejemplo, dominadas y remo invertido) y terminar con movimientos de cable.

Preguntas frecuentes

1. ¿Se puede construir músculo sólo con poleas?

Sí, siempre que entrenes con la forma adecuada, sientas que se activan los músculos correctos y aumentes gradualmente la dificultad de tu entrenamiento.

2. ¿Son mejores los cables que las mancuernas?

Los cables no son necesariamente mejores que las mancuernas u otros equipos de entrenamiento. Como ya se ha dicho, los cables son una herramienta que puedes añadir a tu arsenal para disfrutar de entrenamientos más variados y mejorar la activación muscular.

3. ¿Cuáles son las ventajas de utilizar cables frente a otros equipos?

Los cables te permiten ajustar la resistencia, elegir entre muchos ejercicios eficaces y sobrecargar los músculos durante mucho tiempo.

A diferencia de otros equipos de entrenamiento, la gravedad no influye en los cables, lo que significa que hay tensión constante y oportunidades de atacar tus músculos desde nuevos ángulos.

Deja un comentario